Todo Lo Que Necesita Saber Sobre Su Tarjeta de Credito

Usar una tarjeta de crédito puede ser una buena idea, pero es vital entender que no todas las tarjetas son iguales, por lo cual es importante leer la letra pequeña del contrato.

Share

Cómo leer la letra pequeña de su contrato

Cada día es más difícil obtener crédito de un banco. Por eso muchas personas están recurriendo a las tarjetas de crédito como un método alternativo para financiar ciertos gastos.

Usar una tarjeta de crédito puede ser una buena idea, pero es vital entender que no todas las tarjetas son iguales, por lo cual es importante leer la letra pequeña del contrato, y en especial las tarjetas que ofrecen términos que aparentan ser increíblemente favorables. Estas tarjetas seducen a sus clientes con ofertas irresistibles como “0% de interés” pero tienen cláusulas en sus contratos que pueden convertir esa tarjeta soñada en una pesadilla.

La mejor manera de protegerse de ese tipo de compromiso financiero es entendiendo bien el contrato de la tarjeta, que viene descrito en lo que se llama “la letra pequeña”.

Existe en inglés un refrán que se traduce como: “La letra grande concede, y la letra pequeña remueve.” Y es cierto, las compañías de tarjetas de crédito usan la letra pequeña de sus contratos para detallar los términos y condiciones del acuerdo, junto con las divulgaciones legales u otra información importante que usualmente no se incluye en la parte de mercadeo de la tarjeta, especialmente ciertas tarifas “sorpresa” y condiciones de pago que cambian repentinamente.

Entender esa información puede ayudar a que usted evite cargos inesperados o cambios radicales en su deuda. Tómese el tiempo de revisar con cuidado el contrato de su tarjeta de crédito para evadir algunos riesgos comunes. La información que ofrecemos a continuación le ayudará a tomar una decisión más informada.

 

Tasa de Interés Anual (APR, por sus siglas en inglés)

Este es un término crucial para comprender el contrato de su tarjeta de crédito. La APR es el costo anual de tomar dinero prestado con una tarjeta de crédito. La APR puede ser variable o fija.

 

APR Variable

La mayoría de las tarjetas de crédito tienen una APR que varía conforme cambie la tasa de interés preferencial que determina la Reserva Federal de los EE. UU. (prime rate o tasa prima). Esta es la tasa de interés más baja que los prestamistas cobran a sus clientes más solventes. Las compañías que ofrecen tarjetas de crédito calculan la APR al agregarle su margen de ganancia a esa tasa preferencial. Por ejemplo, si la tasa preferencial es 3.25% y el margen del prestamista es de 15%, la APR de la tarjeta será del 18.25%.

 

APR Fija

Una APR fija significa que la tasa de interés permanece igual de un mes al otro, a pesar de los cambios en el mercado. Los prestamistas pueden cambiar su APR fija, pero deben notificarlo por escrito y los cambios no se aplican retroactivamente. Las tarjetas que tienen una APR fija no son muy comunes.

Se pueden aplicar diferentes tasas APR a la misma tarjeta de crédito, según los tipos de transacción y las ofertas promocionales. Lea la letra pequeña y asegúrese de comprender todas las APR a las que puede estar sujeto al usar su tarjeta de crédito, por ejemplo:

  • APR introductoria o promocional: Es una tasa de interés más baja que se ofrece a clientes nuevos durante un período corto. Es común que esta tasa suba después de cierto tiempo.
  • APR para compras: La tasa que se aplica a las compras realizadas con su tarjeta si traslada un saldo al siguiente ciclo de facturación.
  • APR para avances en efectivo: Tasa que usualmente es más alta que la APR para compras.
  • APR para transferencias de saldos: Tasa que se aplica al transferir el saldo de otra tarjeta.
  • APR escalonada: Una tasa de interés que aumenta cuando los balances sobrepasan cierto monto.

Y la que toma de imprevisto a muchos clientes por no leer la letra pequeña:

  • APR de penalización: La APR más alta en su contrato, que se puede cobrar por no cumplir con los términos y condiciones. Esto incluye exceder el límite de crédito o pagos atrasados.

Aparte de la APR, hay otras cosas que debe saber sobre su tarjeta de crédito:

Periodo de Gracia

Es el tiempo que tiene para pagar su factura sin incurrir en intereses o cargos de financiamiento. Usualmente el marco de tiempo es 25 días, pero puede ser menos. Haga un esfuerzo y pague su saldo completo y a tiempo cada mes. Si no paga el saldo completo, pagará interés y cargos sobre la parte que deje sin pagar. Y lea la letra pequeña, porque un solo pago tardío también puede hacer que su APR suba dramáticamente.

 

Pago Mínimo

Monto de dinero mínimo que el emisor de su tarjeta de crédito requiere que pague cada mes. De nuevo, le recomendamos que, si no puede pagar su saldo entero, pague lo más que pueda, y definitivamente más del mínimo requerido. De esta forma reducirá lo que paga en intereses y cargos.

Si paga el doble de su mínimo o más, puede acortar drásticamente el tiempo que le tomará terminar de pagar el balance por completo, lo cual le ahorrará dinero en interés.

 

Cargo Anual

Algunos emisores de tarjetas de crédito le cobran cargos anuales por el simple hecho de tener su tarjeta. Tenga en cuenta ese cargo anual que le cobran. O mejor – busque una tarjeta que no cobre estos cargos.

 

Cargos Misceláneos

A menudo los emisores de tarjetas de crédito no comunican los cargos extras que vienen asociados con la tarjeta, como:

  • Transferencia de saldos:Cuando se transfieren saldos de una tarjeta a otra, las transacciones pueden costar hasta 4% del monto de la transferencia.
  • Avances de efectivo:Cargos que ocurren cuando está sacando un préstamo en efectivo utilizando su línea de crédito.
  • Exceder el límite máximo: Cargos por gastar más allá del límite de su tarjeta de crédito. Se recomienda también que evite cargar su tarjeta con más del 50% del límite, ya que, si lo hace, su puntaje de crédito va a bajar.
  • Cargos por cheques rebotados: Cargos que le cobran si su cheque rebota al hacer un pago de su tarjeta de crédito.

 

Lea la letra pequeña

Un ejemplo de por qué leer la letra pequeña es importante:

Rogelio recibió en el correo una muy llamativa carta con una oferta de una tarjeta de crédito que pregonaba con letras mayúsculas: TASA de INTERÉS DEL 0% (APR).

 “Cero por ciento … ¡wow!” – se dijo a sí mismo – “ahora por fin puedo comprar ese nuevo congelador para mi restaurante y pagarlo a plazos sin intereses.”

Entusiasmado, Rogelio consiguió la tarjeta y compró un congelador industrial que estaba en oferta. Lo instaló al día siguiente en su restaurante y el congelador viejo lo llevó al reciclaje de chatarra.

Pero Rogelio no leyó la letra pequeña de su contrato para la tarjeta de crédito. No se dio cuenta que el 0% era un APR introductorio para un período de solo 6 meses. Al séptimo mes, su tasa de interés subió al 20%. Ahora, a menos de que pueda pagar el saldo completo, el congelador nuevo le va a salir mucho más caro.

Consejos Prácticos

Antes de usar una tarjeta con un APR introductorio muy bajo – como el 0% – comprenda exactamente cómo el emisor evaluará el interés y cuándo se termina la ventana del 0%.

Si recibe varias ofertas de tarjetas de crédito por correo, y en especial si las ofertas suenan buenísimas, tómese unos cuantos minutos leyendo la letra pequeña de cada contrato para comparar y contrastar los distintos términos y condiciones.

Para cada uno de los cargos listados con anterioridad en este artículo, ponga una calificación para cada tarjeta y vea cuál tarjeta sale ganando al final. Esto le ayudará a hacer una mejor elección de su nueva tarjeta de crédito.

Apply for a Loan

Or call 1-888-720-3215