Alternativas de financiación para pequeñas empresas

Hay muchas alternativas de financiamiento disponibles para pequeñas empresas. Cada una ofrece ventajas y desventajas que valen la pena considerar de antemano.

Share

Para muchas pequeñas empresas como la suya, es necesario tener capital de trabajo para asegurar la operación del día a día. El recurso tradicional siempre ha sido conseguir un préstamo con un banco local. Y sigue siendo una buena opción. Si tiene éxito consiguiendo un préstamo bancario, ¡felicidades! Pero si no, siga leyendo, este artículo es para usted. La mitad de la batalla es saber dónde buscar.

Hoy en día hay muchas otras alternativas de financiamiento disponibles para pequeñas empresas. Cada una ofrece ventajas y desventajas que valen la pena considerar de antemano.

 

¿Debo conseguir un préstamo bancario?

Claro que sí. Especialmente si usted tiene un excelente historial de crédito y está ejecutando un buen plan de negocios, o si su negocio ha estado operando durante un cierto tiempo con ingresos estables, es muy posible que solicitar financiamiento con un banco sea la mejor opción. Es preferible acudir primero a un banco con el cuál ya tenga una relación. O bien, pídale a su contador o abogado ayuda para contactar a un banco y presentar su propuesta.

 

¿Pero qué pasa con quienes no pueden obtener un préstamo bancario?

Si su empresa es muy nueva o todavía no produce ingresos sustanciales, es posible que sea difícil obtener un préstamo tradicional. Su mejor opción es una fuente alternativa de crédito, como por ejemplo una organización de microfinanzas, en dónde se toman en cuenta otros factores como el carácter de una persona.

Veamos algunas alternativas de financiamiento para pequeñas empresas:

 

Préstamo de la SBA

La Administración de Pequeñas Empresas (SBA por sus siglas en inglés – Small Business Administration) de los EE. UU., es una agencia gubernamental que ofrece varios tipos de préstamos para pequeñas empresas. Estos préstamos están respaldados en parte por el gobierno, pero se emiten a través de un banco siguiendo las reglas bancarias habituales.

 

Línea de crédito

Una línea de crédito es un préstamo flexible adaptado a las necesidades diarias de flujo de efectivo de un negocio. No todo negocio califica para una línea de crédito – como las tiendas minoristas, por ejemplo, o aquellos negocios que necesitan comprar inventario. La cantidad que se puede pedir prestada se relaciona directamente al monto de las cuentas por cobrar.

 

Préstamo a plazo

Este tipo de préstamo es el más tradicional para pequeñas empresas. Los préstamos a plazo tienen pagos mensuales de capital e intereses y el monto del capital disminuye cada mes. Este tipo de préstamo se usa generalmente para comprar bienes a largo plazo, como computadoras, muebles o equipos, y el período de amortización suele ser menos de cinco años.

 

Rentar en lugar de comprar

En algunos casos, puede tener sentido rentar equipo, muebles o maquinaria en lugar de comprarlos. Aunque estos artículos no sean de su propiedad, le costarán menos a corto plazo, lo que ayudará al flujo de efectivo de su negocio.

 

Tarjetas de crédito

Es común que los dueños de pequeñas empresas usen tarjetas de crédito como un tipo de préstamo. Es una forma conveniente de comprar cosas como los suministros de oficina y gastos de viaje. Pero hay que tener cuidado, porque las tasas de interés son altas y hay cargos ocultos que pueden aparecer. Solo deben usarse si se pueden pagar rápidamente.

 

Anticipos en efectivo

Cuando una empresa obtiene un anticipo en efectivo está prometiendo pagar con ingresos futuros que el prestamista recauda a través de un porcentaje fijo de las ventas diarias con tarjeta de crédito de la empresa. Aunque los anticipos en efectivo pueden ser bastante costosos, pueden mantener a la pequeña empresa a flote durante condiciones económicas adversas.

 

Financiamiento de cuentas por cobrar

Con este financiamiento, una empresa está básicamente vendiendo una porción de sus cuentas por cobrar, o sea, de sus ingresos futuros. La tasa de interés es más alta que un préstamo tradicional, pero es más probable que este tipo de financiamiento sea aprobado.

 

Financiamiento con inventario

Otra forma común de financiamiento y de fácil aprobación, las pequeñas empresas pueden conseguir préstamos usando su inventario como garantía.

 

Préstamos de igual a igual (Peer-to-peer)

Los préstamos de igual a igual funcionan como una subasta en eBay. Una empresa buscando financiamiento publica la cantidad que necesita en un sitio de préstamos de igual a igual y la cantidad máxima de tasa de interés que pagará. Los prestamistas potenciales ofertan por su préstamo, ganando una comisión o cobrando una tarifa. Se requiere tener un buen puntaje de crédito.

 

Plataformas de financiamiento colectivo (Crowdfunding)

Uno de los métodos más innovadores, son plataformas que ofrecen a prestatarios una forma sencilla de obtener capital recaudando pequeñas cantidades de dinero de un gran número de ‘inversionistas”. Pero el éxito depende de qué tan bien pueda el prestatario “vender” su producto o servicio para generar interés y contribuciones.

 

Microfinanzas o micropréstamos

Las microfinanzas son préstamos de bajo valor, usualmente realizadas por organizaciones sin fines de lucro dedicados a ayudar a propietarios de pequeñas empresas. Estos prestamistas pueden otorgar financiamiento a empresas que tienen problemas encontrando préstamos en otros lugares, gracias a los tamaños de préstamos más pequeños que los bancos generalmente no consideran en lo absoluto. Tienen un proceso de aprobación que analiza más allá del puntaje crediticio, con términos y condiciones acorde a las necesidades de la empresa.

Como puede ver, existen muchas alternativas de financiamiento para pequeñas empresas. Si usted es dueño de una empresa pequeña buscando financiamiento, considere la razón para la cuál necesita el préstamo y el método de pago de la deuda. Eso le ayudará a escoger el tipo de financiamiento.

Conforme crezca o cambie su negocio, el tipo de financiamiento puede cambiar también. Considere sus opciones con una mente abierta y esté al pendiente de las alternativas de financiamiento para pequeñas empresas que se pueden aprovechar para ayudar a que su negocio crezca.

Apply for a Loan

Learn More